Qué es el Masaje Sueco

By 6 de junio de 2021 Artículos, Masaje

El masaje sueco es el masaje más común y más extendido en el mundo occidental. Desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX dejó de ser el masaje sueco específicamente, para pasar a ser el que podríamos denominar “masaje tradicional europeo” o “masaje terapéutico”, si bien con el paso del tiempo ha evolucionado sensiblemente.

El nombre de “masaje sueco”, procede de la persona que lo desarrolló, el profesor de gimnasia y maestro de esgrima sueco Per Henrik Ling. Fueron sus colaboradores y sucesores los que dejaron más obra escrita sobre la técnica que Ling denominó “gimnasia médica”, creada en un principio por el autor para mejorar la condición física, que se divulgó rápidamente por Europa y América.

Ling dio a conocer su sistema hacia el año 1800 fundando la escuela “The Royal Institute of Gymnastic” en Estocolmo (1813), después de viajar por Francia, Alemania y China, donde observó los masajes nativos, que aplicó sobre sí mismo con la intención de curarse la artritis reumatoide que padecía. Como profesor de gimnasia, asociaba las maniobras de masaje al ejercicio. Los denominaba:

– Movimientos activos: realizados por el paciente.

– Movimientos asistidos: realizados con ayuda del terapeuta.

– Movimientos pasivos realizados por el terapeuta y que comprendían movimientos y masaje.

El masaje sueco es totalmente realizado por las manos del terapeuta. Es un masaje vigoroso, intuitivo y muy técnico. Estas características le permiten estimular la circulación de la sangre en los tejidos blandos tratados, especialmente el músculo (al que va dirigido principalmente), siendo una de sus características principales el alivio de la tensión muscular.

Ling y sus seguidores lo utilizaban únicamente sobre lesiones del aparato locomotor. Posteriormente su aplicación se extendió a patologías de otros aparatos y sistemas.

Utiliza inicialmente los acariciamientos (Effleurage), seguidos de golpeteos, amasamientos, fricciones y palmoteos para el masaje profundo.

La intención inicial era actuar sobre el músculo, pero pronto se observó que éstas tenían a la vez un efecto secundario sobre el sistema circulatorio general, el nervioso, etc…

Al relajarse, el músculo transmite señales al cerebro, el cual libera sustancias químicas que reducen el dolor y el estrés, con lo que se crea una agradable sensación de bienestar.

Las cinco maniobras básicas del masaje sueco:

– Effleurage: acariciamiento

– Petrissage: amasamiento

– Friction: fricción

– Tapotement: percusión, pellizcamiento

– Vibration: vibración


Mi nombre es Berta Martínez, Soy Técnico superior en dietética y nutrición, osteópata/ fascioterapeuta, experta en masaje tradicional Tailandés y reflexología podal, instructora de Pilates y corrección postural, técnico en flexibilidad deportiva y he concebido la filosofía “Genuine Wellness” a través de las técnicas de masaje más innovadoras.

Leave a Reply