Cualidades y Características del Buen Masajista

By 6 de junio de 2021 Artículos, Masaje

No todo el mundo puede ser masajista, del mismo modo que no todo el mundo tiene cualidades para la música o la pintura. Las cualidades artísticas son algo con lo que se nace y el masaje, en definitiva, es un arte y como tal, solo podemos depurarlo.

El masajista debe tener unas cualidades psicológicas especiales: debe saber comunicar y percibir. Además debe tener una sólida preparación científica y técnica y debe poseer intuición y creatividad.

Habilidades y requisitos de las manos del masajista:

Elásticas, fuertes, ágiles, ligeras, blandas y no sudorosas.

– Aptas para los movimientos, sin limitaciones en el miembro superior (juego hombro- muñeca- mano): un terapeuta con problemas cervicobraquiálgicos u otra patología del miembro superior, está muy limitado para ser un completo masajista.

Las yemas de los dedos deben ser redondas, hábiles y sensibles a las variaciones tensionales de los tejidos que palpan, para apreciar, de esta forma, lo que tienen debajo.

– En general las dos manos deben tener la sensibilidad suficiente para “sentir” al paciente (“manos que piensan”).

Las muñecas fuertes: si presentan dolor por las largas sesiones, será necesario vendarlas, aunque de esta forma perderán parte de su flexibilidad y agilidad.

Las dos manos deben trabajar de manera rítmica, uniforme, combinada y coordinada: unas veces de manera simétrica otras asimétrica y otras alternante, pero siempre acoplándose a las prominencias y altibajos del cuerpo que se masajea.

– En general la utilización de una sola mano no es aconsejable, salvo en técnicas especiales como automasaje, masaje reflejo podal o fricción transversa profunda del cyriax.

Las manos del terapeuta deben permanecer siempre en contacto con el cliente: para éste es conveniente no interrumpir el contacto físico, a fin de evitarle la sensación de abandono o distracción. Incluso cuando es necesario aplicar nuevamente una crema, aceite, talco o cambiar de posición, una mano debe permanecer en contacto con el cuerpo del cliente. El sentido del tacto debe ser la vía de comunicación más eficaz entre cliente y terapeuta.

– A lo largo de una sesión de masaje, las manos deben “sentir” cómo el cliente se va relajando a medida que se libera de la tensión y el estrés, y se alivia el dolor.

Es fundamental que el masajista tenga buenos conocimientos de anatomía palpatoria. Debe aprender a palpar los distintos tejidos y zonas del cuerpo con destreza y habilidad.  Al ejercitar la palpación también se mejora la sensibilidad y el tacto. La palpación se llevará a cabo a distintas profundidades, con distintas presiones más o menos intensas, según la profundidad y la consistencia de los tejidos a explorar. Es indispensable una correcta y completa palpación antes de la sesión de masaje y ésta debe realizarse con suavidad y precisión antes de utilizar cremas y lubricantes.

En la mayoría de los casos, al realizar las maniobras de palpación el masajista, entrenado ya, llega a conclusiones sobre el estado de la piel (seca, húmeda, grasienta, con antiguas cicatrices, poco desplazable…), así como la existencia en la piel de alguna lesión patológica a tener en cuenta: cicatrices adheridas o dolorosas, verrugas, melanomas, escamas, eccemas, nódulos… . También la temperatura, la sensibilidad, el dolor, la existencia de edemas, puntos gatillo y zonas alteradas al palpar serán valiosos datos, que se han de registrar. Todos ellos son alteraciones que se podrán percibir con una buena exploración palpatoria.

Al margen de los conocimientos anatómicos y el dominio de las técnicas que se van a aplicar, una buena ayuda la constituye conocer los puntos acupunturales y podales más importantes, ya que, al trabajarlos y hacer circular la energía, son un complemento importante para la buena evolución de la persona que recibirá el masaje.


Mi nombre es Berta Martínez, Soy Técnico superior en dietética y nutrición, osteópata/ fascioterapeuta, experta en masaje tradicional Tailandés y reflexología podal, instructora de Pilates y corrección postural, técnico en flexibilidad deportiva y he concebido la filosofía “Genuine Wellness” a través de las técnicas de masaje más innovadoras.

Leave a Reply